monseñor Ramón Alfredo Dus, arzobispo de Resistencia (Argentina), presenta el Nuevo Testamento de la BIA en el Encuentro Nacional de Evangelización y Catequesis 2015

Monseñor Ramón Dus: “El Nuevo Testamento de la BIA es una buena noticia para la pastoral”

AICA.- En el marco del Encuentro Nacional de Evangelización y Catequesis (ENEC) celebrado en Buenos Aires del 10 al 12 de julio de 2015, a iniciativa de la Junta Nacional de Catequesis de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Ramón Alfredo Dus, arzobispo de Resistencia y presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica de la CEA, presentó la primera edición del Nuevo Testamento que formará parte de la Biblia de la Iglesia en América (BIA).

El arzobispo presentó a más de 600 catequistas esta nueva traducción que, según explicó, está pensada para brindar una mayor comprensión a los lectores, sin tantas mediaciones y ajustada a la cultura y al nivel educativo de los países del continente. El mismo arzobispo forma parte del equipo responsable de traducción de la BIA, como coordinador del Antiguo Testamento (que todavía no ha sido publicado).

“Quisimos presentar esta novedad, que es una buena noticia para nuestra pastoral y para nuestra nación. Esta traducción, que hemos comenzado hace 10 años, hoy ve su primer fruto”, comentó monseñor Dus en un video difundido por la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina.

“Esto quiere ser un servicio para la Iglesia en América, especialmente para los hispanoparlantes. Por eso un gran número de peritos y biblistas han sido convocados para realizar esta obra evangelizadora y de comunión de trabajo”, detalló el arzobispo.

Según monseñor Dus, el Nuevo Testamento tiene un auxilio de notas y de introducciones que sirven para entrar en contacto y comprender los textos directamente, sin tanta mediación de palabras extrañas o que se deben retraducir. “Está pensada para nuestro contexto continental”, agregó.

“La Palabra de Dios es fundamental en la comunicación de nuestra tarea catequística. Esta nueva traducción puede ayudar a nuestras Iglesias a hacer de cada una de ellas una Iglesia transfigurada por el encuentro con Jesús”, observó el prelado.